Barcelona de aquí para allí

Barcelona, territorio fabril

A finales del siglo XIX y principios del XX, el aspecto de Barcelona no era muy distinto al de Manchester y su 'skyline' estaba punteado de chimeneas de fábricas de todo tipo.

Esas estructuras verticales, en otro tiempo un indicador del apogeo económico de la ciudad, hace ya muchos años que no emanan vapor ni humo. Algunas siguen adosadas a las naves de sus antiguas fábricas; otras han quedado aisladas en plazas o rincones como vestigios solitarios del pasado industrial de una Barcelona que, volcada en el turismo de masas, a veces parece olvidar lo que fue: una ciudad fabril.

Con el tiempo, las olvidadas chimeneas se han ido resignificando y han pasado de ser un elemento funcional a un elemento patrimonial y de arte público. La mayoría emergen en los distritos de Sant Martí, aunque solo hay que alzar la vista para hallar vestigios en el Eixample e incluso en Gràcia.

Descubre 10 chimeneas con historia en el suplemento On Barcelona de El Periódico de Catalunya.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: